Cuadros de Tamara Lempicka

Cuadros deTamara Lempicka Autoretrato, en un Bugatti Verde

Cuadros de Tamara Lempicka

Tamara de Lempicka fue la única pintora de caballete tradicional en la totalidad del estilo Art Deco. Sus fuentes de inspiración variaron dramáticamente: adoraba la pintura del renacimiento italiano.

Los críticos la caracterizaron como una especie de Ingres de hoy en día, aunque las comparaciones a menudo no tenían la intención de halagar. Absorbió el arte de vanguardia de la época, particularmente la abstracción poscubista, pero de un estilo “suavizado”.

Mejor opción

Posterlounge Lienzo 40 x 30 cm: The Sleeper de Tamara de

Posterlounge Lienzo 40 x 30 cm: The Sleeper de Tamara de Lempicka/Museum Masters International - Cuadro Terminado, Cuadro sobre Bastidor, lámina terminada sobre Lienzo auténtico, impresión en Lienzo en Amazon

Mejor relación calidad precio

Lienzo 40 x 80 cm: Madame Allan Bott de Tamara de Lempicka

Lienzo 40 x 80 cm: Madame Allan Bott de Tamara de Lempicka / Museum Masters International - cuadro terminado, cuadro sobre bastidor, lámina terminada sobre lienzo auténtico, impresión en lienzo en Amazon

Posterlounge Lienzo 30 x 40 cm: My Portrait de Tamara de

Posterlounge Lienzo 30 x 40 cm: My Portrait de Tamara de Lempicka/Museum Masters International - Cuadro Terminado, Cuadro sobre Bastidor, lámina terminada sobre Lienzo auténtico, impresión en Lienzo en Amazon

Cuadro de PVC 20 x 30 cm: Portrait of Ira P. de Tamara de

Cuadro de PVC 20 x 30 cm: Portrait of Ira P. de Tamara de Lempicka/Museum Masters International en Amazon

Posterlounge Cuadro de PVC 60 x 90 cm: Adam and Eve de

Posterlounge Cuadro de PVC 60 x 90 cm: Adam and Eve de Tamara de Lempicka/Museum Masters International en Amazon

El estilo Art Deco, lujoso de una manera menos compleja visualmente que su predecesor, Art Nouveau, fue probablemente el medio ideal para su estilo de moda.

En particular, a pesar de su calidad decorativa, su trabajo le proporcionó una salida para la autoexpresión poco convencional: verdaderamente un producto de su época, la edad de oro libertina entre las dos guerras mundiales, Lempicka, una mujer bisexual, hizo de la sexualidad femenina audaz y liberada el eje de su arte.

Biografía

Tamara Rosalia Gurwik-Gorska nacida en el año 1898 en Varsovia, Polonia (para ese entonces un estado soberano de Rusia). Como hija de padres adinerados, fue enviada a Lausana, Suiza, para asistir a un internado cuando era niña, una experiencia que despreciaba.

Sin embargo, durante el verano de uno de sus últimos años en Lausana, su abuela la llevó de gira por Italia, donde fue testigo de la obra de los viejos maestros, un encuentro que finalmente inspiraría su pasión por el arte.

Después del divorcio de sus padres, fue enviada a vivir con una tía en San Petersburgo; su tía era considerablemente rica, y fue aquí donde De Lempicka desarrolló su gusto por la vida de lujo.

A los 18 años se casó con Tadeusz Lempicki, pero un año después de su matrimonio, la Revolución Rusa obligó a los recién casados ​​a trasladarse a París. En un intento por reinventarse en la nueva ciudad, asumió el nombre de Tamara de Lempicka (un nombre que sentía tenía un aire aristocrático).

La vida como refugiados extranjeros significaba que a la pareja le faltaba dinero y, como echaba de menos los lujos de su vida anterior, De Lempicka se decidió a ganar dinero con su arte.

Abordó este objetivo de manera pragmática, realizando una formación formal en la Académie de la Grande Chaumière y estudiando con André Lhote. Lhote estaba estrechamente asociado con los cubistas, pero describió su propio estilo como “cubismo suave,” que no se adhirió tan estrictamente a la planitud angular.

Su instrucción artística y su aliento es posiblemente una de las mayores influencias en sus técnicas visuales icónicas posteriores. De Lempicka pintó todo tipo de temas, y su estilo único, muy estilizado con fuertes influencias tanto del cubismo como del neoclasicismo, atrajo inmediatamente la atención de la élite social de París.

Pronto se mostró internacionalmente y obtuvo encargos de retratos de los ricos y famosos de la época dorada de la posguerra en París. En ese tiempo, ella y Lempicki se divorciaron, y poco después el barón Raoul Kuffner le encargó que pintara un retrato de su amante.

Durante la producción de retratos, de Lempicka se enamoró del barón y, como resultado del despecho y los celos, el retrato que creó del amante del barón fue más que poco halagador. El barón y De Lempicka se acercaron y se casaron en 1934.

El estallido de la Segunda Guerra Mundial hizo que el barón y de Lempicka se trasladaran a Hollywood, California. Inicialmente, fue el brindis de Tinseltown y continuó realizando prestigiosos encargos de retratos de ricos y famosos; sin embargo, coincidiendo con el auge del expresionismo abstracto, su obra comenzó a perder popularidad.

Después de la repentina muerte del Barón en un transatlántico en 1961, se mudó nuevamente, pero esta vez a Texas, antes de establecerse finalmente en Cuernavaca, México, donde residió hasta su muerte en 1980.

Cuadros de Lempicka

Cuadros deTamara Lempicka Autoretrato, en un Bugatti Verde

1.- Autoretrato, en un Bugatti Verde

Die Dame, una revista de moda con sede en Alemania encargó a Tamara de Lempicka en 1929 que pintara un autorretrato para usar en la portada de la revista. El arte mostraba a Tamara de Lempicka conduciendo un coche de carreras Bugatti verde.

En la pintura, la artista llevaba un casco junto con guantes de mano similares, y llevaba un pañuelo blanco grisáceo en el cuello.

Cuadros de Tamara Lempicka Femme a la Colombe

2.- Femme a la Colombe

Femme a la colombe o en español, Mujer con una paloma. Es una pintura realizada por Lempicka en el año 1931 en óleo sobre lienzo el cual retrata a una mujer que se le ve desnuda en la parte del torso el cual está sosteniendo una paloma de color blanco.

Una de las celebridades de Hollywood más reconocidas, Jack Nicholsol, adquirió esta pintura para el año 1978.

Cuadros de Tamara Lempicka La música

3.- La música

Pintura realizada en 1929. De Lempicka combinó elementos clásicos y modernos que se encuentran en gran parte del legado del Art Deco. La figura femenina, representada sola, recuerda a las musas clásicas o las sibilas del Renacimiento.

Equipada con su instrumento, personifica el arte de la música como lo haría una mujer en la antigüedad.

Cuadros de Tamara Lempicka Señorita con guantes

4.- Señorita con guantes

La joven dama o señorita con guantes fue pintada por Tamara de Lempicka en 1930 y muestra a una hermosa joven con un endeble vestido verde, guantes blancos y un gran sombrero blanco.

La forma de bordes afilados combinada con el uso audaz del color da una pintura moderna y fuertemente dimensional. Parece que la esbelta figura femenina con líneas curvas se agarra el sombrero para evitar perderlo con la brisa, De Lempicka sin duda domina el efecto del viento que sopla a través de la pintura.

Esta pintura podría haberse titulado “El ombligo”, considerando los extremos a los que llegó el artista para glorificar este fascinante detalle anatómico, cuya profundidad coincide con la de la corola de una flor de aro, flor predilecta de Lempicka.

Cuadros de Tamara Lempicka La durmiente

5.- La durmiente

La durmiente fue pintada por de Lempicka en 1932. Este es otro de los cuadros de Lempicka donde nos enfrentamos a una mujer hermosa, de ojos grandes y alargados, cabello dorado que cae suavemente y enmarca su rostro, entrando en conflicto con los labios suaves y carnosos.

Labios rojos, para llamar la atención y subrayar los efectos de luces y sombras. Un ambiente agradable, pero también una fuerte feminidad y sensualidad.

Cuadros de Tamara Lempicka La Belle Rafaela

6.- La Belle Rafaela

La bella Rafaela fue pintado en 1927 por de Lempicka. Podemos ver la representación nuevamente de una mujer desnuda con una posición muy sensual. Esta vez Lempicka juega excelentemente con las sombras, pues de un solo lado llega un poco de luz en una habitación completamente oscura.

Además de Cuadros de Tamara Lempicka, en nuestra tienda tenemos: